Portada » Tumores de piel
Oncología

Tumores de piel

Las neoplasias cutáneas son las más frecuentes en la especie canina y felina, éstas puede ser de origen benigno o maligno, a las neoplasias malignas se les llama cáncer de piel, pueden tener su origen en las células epiteliales, mesenquimatosas, linfohistiocíticas y células melanocíticas o bien raramente ser metástasis de neoplasias de otras localizaciones.

Como características generales podemos destacar que aparecen con mayor frecuencia en animales mayores de 6 años y hay ciertas razas especialmente predispuestas como el Bóxer, Golden retriever, Scottish Terrier, Bull Mastiff, Basset Hound y otras.

El cáncer de la piel es una enfermedad en la que se encuentran células cancerosas (malignas) en las capas exteriores de la piel.
La piel protege al cuerpo contra calor, luz, infección y lesión. También almacena agua, grasa y vitamina D.
La piel está compuesta por dos capas principales y varias clases de células:
La capa externa de la piel se llama epidermis. Esta contiene tres clases de células: células planas en forma de escamas en la superficie llamadas células escamosas; células redondas llamadas células basales y unas células llamadas melanocitos, que le dan el color a la piel.
La capa interna de la piel se llama dermis. Esta capa es más gruesa y contiene vasos sanguíneos, nervios y glándulas sudoríparas, células del sistema inmune como linfocitos y mastocitos .
El pelo (vello) de la piel también crece en la dermis, en unas bolsas diminutas llamadas folículos. La dermis produce el sudor, que ayuda a enfriar el cuerpo, y aceites que evitan que se reseque la piel.

Hay varios tipos de cáncer que se originan en la piel. Los más comunes son el mastocitoma y el cáncer de células escamosas.
Estos tipos de cáncer de la piel se denominan cánceres de la piel, no melanomas. El melanoma es un tipo de cáncer de la piel que se origina en los melanocitos.

OJO!. Hay una gran diversidad de lesiones tumorales cutáneas no neoplásicas (quistes cutáneos, nevi, xantomas, calcinosis cutis ).

Diagnóstico diferencial

A tener en cuenta en las neoplasias malignas!!!!:
El aspecto del cáncer de la piel puede variar. El signo más común del cáncer de la piel es un cambio en el aspecto de la piel, como por ejemplo un crecimiento o una herida que no sana, ejemplo un nódulo cutáneo de presentación solitaria o múltiple, de localización cutánea o subcutánea, de tamaño muy variable, de múltiples formas y características externas muy diferentes según tipo de neoplasia (ver etiología).
Algunas neoplasias cutáneas adoptan formas ulcerativas como una llaga o una  úlcera (carcinoma de células escamosas y mastocitoma en gatos, linfosarcoma cutáneo, …).
Presencia de cojeras, inflamación y dolor digital en perros de capa negra, debe hacernos sospechar de carcinoma del lecho subungueal aunque no sea evidente la presencia de un nódulo cutáneo.

Muchas veces hay enfermedades o síntomas asociados como picazón intensa (prurito), infecciones de piel (piodermia), zonas sin pelo( alopecia), ganglios aumentados de tamaño (linfoadenopatía) y seborrea pueden asociarse a algunas neoplasias cutáneas.
Vómitos, diarreas y coagulopatía ocasionalmente en los mastocitomas. Signos relacionados con metástasis en algunos casos de neoplasias malignas.

Como se llega al diagnóstico:
Si la mascota riene una mancha o protuberancia en la piel el Veterinario puede extraerla para analizar el tejido en el microscopio. Este procedimiento se conoce como biopsia.
El diagnóstico es directo y se fundamenta en los resultados de la aspiración y citología o biopsia e histopatología.

Opciones de tratamientos:
El tratamiento para el cáncer de la piel y de las neoplasias benignas depende del tipo y la etapa de la enfermedad, de la edad de la mascota y de su estado general de salud. No todos los pacientes se curan con la terapia estándar; algunos tratamientos estándar podrían tener demasiados efectos secundarios.

Se emplean en general tres clases de tratamiento:

La cirugía es el tratamiento más común para el cáncer de la piel. El Veterinario puede extraer el cáncer empleando alguno de los métodos como es la escisión simple (operación en la que se extrae el cáncer de la piel junto con parte del tejido sano situado alrededor de éste).
Cirugía micrográfica: (Operación en la que se extrae el cáncer y la menor cantidad posible de tejido normal,durante esta cirugía, el médico extrae el cáncer y luego emplea un microscopio para analizar el área cancerosa y asegurarse que no quede ninguna célula cancerosa)

Terapia de rayos láser (En este procedimiento se emplea un haz altamente concentrado de luz que destruye sólo las células cancerosas). La radioterapia consiste en el uso de rayos X para eliminar células cancerosas y reducir tumores. La radioterapia para el cáncer de la piel es aplicada por una máquina por fuera del cuerpo (radioterapia externa).

La quimioterapia consiste en el uso de medicamentos para eliminar células cancerosas.
En el tratamiento del cáncer de la piel, la quimioterapia se puede administrar en forma:
Topica  en crema o loción se aplica sobre  la piel para eliminar las células cancerosas (quimioterapia tópica) la quimioterapia sistémica (se indica en casos de enfermedad sistémica cuando la cirugía sola no alcanza la cura, consiste en un inyectable, de esta manera se introduce en la corriente sanguínea, viaja a través del cuerpo y destruye las células cancerosas situadas fuera de la piel.
La terapia biológica (la utilización del sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer) se está evaluando en ensayos clínicos.
El propósito de la terapia biológica es tratar de que el cuerpo mismo combata y destruya el cáncer. En la terapia biológica se emplean sustancias producidas por el propio cuerpo o fabricadas en un laboratorio para aumentar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra la enfermedad.
La terapia biológica también se conoce como terapia modificadora de la respuesta biológica (BRM por sus siglas en inglés) o inmunoterapia.

Pronósticos:

El pronóstico es excelente en las neoplasias benignas si la exéresis (cirugía de ablación del tumor) es completa.
Pronóstico del carcinoma células escamosas: tendencia a la recidiva local pero poca tendencia a las metástasis.
El pronóstico del fibrosarcoma tiene tendencia a las recidivas locales y poca incidencia de metástasis.
El pronóstico de mastocitoma: aproximadamente recidivan un 50% de los casos a pesar de buena técnica quirúrgica. El pronóstico depende del grado de diferenciación celular , la etapa en que se encuentre, y de la quimioterapia adyuvante utilizada.
El pronóstico del linfosarcoma cutáneo es fatal.
El pronóstico del melanoma es muy variable y no está relacionado, en ocasiones, con el aspecto histológico.
Dra. Adelaida (Ade) Goldman

Image by Freepik