El perro y la sociedad

Gustos caninos

Portrait of cute cheerful dog with tongue sticking out, posing isolated over white studio background

Casi todos los perros, independientes de su raza, se vuelven locos por las mismas cosas. Y aunque a buen conocedor de perros no le resultará difícil averiguar que le hace perder la cabeza a su perro, aún se oyen algunos conceptos que conviene eliminar y aclarar el porqué de otros..

Encantados que le toquen la “panza” . VERDADERO !!

Desde lactantes, los cachorros se aprietan unos contra otros para mantener su temperatura y sentirse seguros. Esta actitud les produce una reconfortante sensación que recordarán toda su vida. El contacto corporal con su amo y las caricias le permiten revivir sensaciones parecidas a la de su juventud. Por eso, a la gran mayoría de los perros les gusta que les acaricien el abdomen, dorso y pecho. Pero !ojo!, a muchos no les gusta nada que les toqueteen las patas y la cola.

Ven el chocolate, y se desesperan . VERDADERO!!

Este dulce les resulta apetitoso, y todos lo recibiran con agrado. Sin embargo solo deben comerlo muy de vez en cuando. De lo contrario podría alterar su apetito, producirles caries, obesidad, diarreas… Hay en el mercado golosinas mucho mas apropiadas para ellos, (snacks, o galletitas ricas en vitamina B y cereales). En cualquier caso, comer entre horas jamas debe convertirse en una costumbre.

 La presencia de su líder les sube la moral. VERDADERO !!

Todos los perros necesitan a alguien para respetar y obedecer. Dentro del clan canino el liderazgo es flexible, pero no sucede lo mismo en la familia, donde su puesto jerárquico tendría que ser inalterable. La presencia del que él considera al amo de su casa, siempre le resultará agradable, y su ausencia prolongada podría llegar a confundirle.

 Les gusta las cosas malolientes y los aromas fuertes. VERDADERO !!

Ellos tienen un sentido del olfato que va mas allá de la comprensión humana. Les encanta revolcarse en las heces de otros animales, olfatear esqueletos de pájaros o ratones, comer basura, etc. Este comportamiento está además relacionado con su código de comunicación, puesto que lo mas probable es que los olores fuertes se conviertan en mensajes dirigidos a los de su especie, aunque nosotros no lo notemos.

Cuando ven algo que les resulta agradable, mueven la cola. VERDADERO !!

El perro mueve la cola para mostrar su alegría. Los cachorros con solo cuatro semanas de edad agitan sur rabos cuando comen o ven a sus hermanos. Los ejemplares con la cola cortada muestran su felicidad, moviendo la totalidad de su cuarto trasero. La cola elevada con un ángulo de 45 grados o más, por encima de la línea dorsal, expresa interés. En situaciones de expectación, el movimiento puede ser un signo de alegría; pero si, despues de elevarla, la baja entre sus patas traseras, el miedo puede ser la causa.

Comer siempre lo mismo les aburre. ESTO NO ES CIERTO.

Si un perro está contento con la dieta que se le da, no hay porque variársela… siempre y cuando sea la correcta..Ningún estudio ha podido demostrar que estos animales se aburran de comer siempre lo mismo. Es más, los cambios de comida pueden ocasionarles problemas digestivos (diarreas, vómitos, estrenimiento). Cuando sea necesario producir algún cambio en la dieta, deberá hacercelo en forma gradual, y en pequeñas cantidades.

El cepillado no les gusta nada. FALSO !!

El problema está mas bien en la falta de costumbre y en el hecho de que muchas veces, al quitarles los nudos por la falta de cepillado continuo, se les hace daño. Cuando al perro se le acostumbra desde pequeño a esta práctica tan importante de higiene diaria, le resulta muy grato sentir el cepillo y lo considera una caricia que viene de parte de su amo. Hay ejemplares que consideran este momento como una auténtica sesión de masaje y rascado

Autor: Dr. Alejandro García
Veterinaria Tacuarí

Image by master1305 on Freepik