Zoonosis

Fiebre maculosa de las Montañas Rocosas (FMR)

También llamada fiebre transmitida por garrapatas, fiebre manchada de las Montañas Rocosas por las características lesiones que produce en la piel (ver imagen).
Esta zoonosis es una enfermedad causada por un tipo especial de bacterias Rickettsia Rickettsii y se transmite a través de una picadura de garrapatas del género Dermacentor variabilis (en EEUU de América) y Rhipicephalus amblyomma y sanguineus (en América Latina) portadora de dicha bacteria (de ahí el nombre). (Ver ciclos más abajo)
La incidencia de las infecciones por Rickettsia aumenta en los meses de la primavera y verano, reproduciendo simétricamente el ciclo de vida del vector.

Descripta por primera vez en las montañas rocosas (USA), hoy es una enfermedad considerada de distribución occidental. En Estados Unidos de América afecta anualmente aproximadamente a 600-800 personas , siendo solo en el 4% mortal (porcentaje significativo de esta mortalidad es probablemente debido a un retraso en el diagnóstico y tratamiento).

Los roedores y otros animales pueden también tener la infección, pero no demuestran generalmente síntomas. Un 4% estimado de las garrapatas del perro se infectan con la especie de Rickettsia, pero la mayoría de estos organismos es Rickettsia no patógena (no produce enfermedad). Los seres humanos son huéspedes fortuitos y no contribuyen a la propagación de la bacteria.

Es importante recordar que FMR es una enfermedad multisistémica (afecta varios sistemas a la vez).
La mordedura de la garrapata es el paso inicial de la enfermedad, situación que en general pasa inadvertida, a la semana el paciente desarrolla manifestaciones clínicas de la infección siendo estos fiebre, dolores, escalofríos, náuseas y vómitos ( los individuos afectados parecen y se sienten seriamente enfermos). Una complicación más seria incluye la presencia de las hemorragias minúsculas llamadas los petequias (tipo puntiformes).
La implicación del sistema nervioso (incluyen la encefalitis y la meningoencefalitis), del corazón, de los pulmones(edema pulmonar no-cardiogénico, con neumonía) y de otros órganos vitales es frecuente y al presentarse pueden llevar a la muerte al individuo afectado.

Mas información en:

uninet.edu
msd.es
vdh.state.va.us

Bibliografía

Autor: Dra. Adelaida (Ade) Goldman

Fuente Imagen:commons.wikimedia.org 

Acerca del autor

admin